Imprimir

El sindicato seguirá con el paro hasta que las operadoras ofrezcan un porcentaje

el .

 Un porcentaje que sirva de base de discusión para las paritarias de marzo. Eso es lo que están pidiendo los petroleros de Santa Cruz.

 

Dice Fernando De Souza, integrante de la Comisión Directiva del Sindicato de Petroleros Privados, que la semana pasada fueron días movidos en el Ministerio de Trabajo.

Arduas negociaciones, pero al final fue para que las cámaras empresariales poco se moviesen de sus magras ofertas salariales: 6.600 pesos, divididos en enero y febrero, y poca cosa más.

Para De Souza, en diálogo con LA VANGUARDIA, lo ideal sería que las cámaras empresariales ofrezcan un porcentaje real al básico y no esa suma no remunerativa. “Y que ese porcentaje se mantuviera como piso para aplicar en marzo”, propuso el sindicalista. Pero los representantes de las petroleras se negaron.

 

“Estuvimos cuatro días, desde las 09:00 horas hasta las 21 horas, discutiendo con los representantes de las empresas, con nuestras intenciones de mantener la paz social”, explicó De Souza. El gremialista es caratulado como uno de los “cerebros” de la actual Comisión Directiva que dirige Claudio Vidal.

Los miembros nuevos del gremio se excusan por algunas desprolijidades en este paro que comenzó el lunes a las 08:00 horas; piden tiempo, y dicen que están recién 15 o 17 días a cargo del gremio y que ellos sólo son 24 personas divididas en las cuatro localidades petroleras santacruceñas y en las inmensidades de los yacimientos.

En los últimos días, mientras las “cabezas” del sindicato estaban en Buenos Aires, acá sólo quedó un puñado para organizar el paro que recién ayer, más o menos se definió la modalidad, y hoy lunes por la mañana se presentó todo legalmente ante la Secretaría de Trabajo provincial.

Es por eso que hubo demoras en la comunicación a las empresas y a los propios operarios.

Aparte, todavía no hay una “red” de delegados, porque recién han comenzado a hacerse las elecciones. Incluso esta mañana hubo desmanes en Caleta Olivia con los desocupados que piden reintegros laborales y que no permitieron los comicios en la sede local.

 

RENGUEANDO

En cuanto al paro en sí, esta mañana comenzó “medio rengo”, porque, como se dijo, había escasa comunicación y, además, “porque las empresas siguen presionando a los trabajadores”, según denunció De Souza. A medida que avanzaba la jornada se iban plegando más operarios hasta llegar a un alto porcentaje en horas de la tarde.

“Después de un largo proceso de intervención, es la primera medida que se toma, esto estaba desarticulado. Pero tengan la plena seguridad los compañeros que esto un paro legal”, reiteró De Souza, como para que no queden dudas.  

Lo cierto es que el paro de los petroleros santacruceños es por “tiempo indeterminado”.

Hoy ya sería difícil alguna respuesta empresarial salvo que las cámaras se avinieran a la petición y propongan algo que satisfaga realmente a los tres gremios de huelga, tanto a Petroleros de Santa Cruz, como a los de Chubut y Jerárquicos.

 

 

 

Copyright © 2014 La Vanguardia del Sur. Todos los derechos reservados.