ESCAPÓ DE UN NEUROSPIQUIÁTRICO DE BAHÍA BLANCA
Mujer permaneció 13 días "extraviada" en la terminal de ómnibus de Caleta
Jueves 26 de Febrero de 2015Una mujer de 69 años de edad, con evidentes síntomas de problemas mentales, permaneció 13 días en la Terminal de Ómnibus de esta ciudad.

Hasta que recién ayer pudo establecerse que había escapado de un instituto neuropsiquiátrico de Bahía Blanca.

Adriana Malaguarnera llegó el viernes 13 de febrero en un micro de una empresa de larga distancia sin siquiera saber en qué ciudad descendía, trayendo solo un bolso de mano, documentación personal y una pequeña suma de dinero.

Comenzó a dormir en las sillas o en el suelo del la confitería, lo cual les llamó la atención a los empleados, quienes le brindaron permanente alimentos, pero la persona responsable de la terminal pareció no darse por enterada y ni siquiera comunicó la situación a la policía.

En el lugar se pudo constatar que, por momentos, la mujer hablaba de cosas incoherentes e incluso dijo que pensaba continuar viaje hacia Ushuaia, pero que su tarjeta de débito del Banco Nación no tenía fondos y por ello quería gestionar un préstamo.

La documentación que mostró, comprobó que era oriunda de Rosario y que antes y había recalado en Bahía Blanca y en la localidad vecina, Punta Alta, e incluso se hizo atender por un médico de la Base Naval Puerto Belgrano ya que es una jubilada de la Armada y poseía el carnet de la obra social DIBA, además de una credencial del PAMI.

Interviene la comuna caletense

Por cuestiones humanitarias, Diario Patagónico puso en conocimiento del caso a la titular de la Supervisión Municipal de la Mujer, Lucía Rementería quien a su vez contó con la colaboración de uno de los asesores del organismo, el ex juez Gustavo Zurita.

En principio, a los funcionarios les resultó difícil conocer el pasado de Adriana ya que no podían ubicar a familiares, pero gracias a las redes sociales y a la colaboración de la responsable local del PAMI, Adriana Moretta, se lograron establecer algunas conexiones, en tanto la mujer se negaba a abandonar la Terminal de Ómnibus.

Finalmente ayer se pudo ubicar a una de sus hijas en Rosario y se supo que la misma había decidido internarla en un instituto neuropsiquiatrico de Bahía Blanca debido a serios problemas de convivencia derivados de trastornos mentales.

Lo cierto es que ayer mismo se confirmó que Adriana se había escapado de esa institución (de la cual este medio no pudo establecer el nombre) y además no se tiene conocimiento que sus directivos lo hayan denunciado.

El caso también fue abordado por la titular de la Defensoría de Pobres y Ausentes, Angélica Popis Zari y se dispuso internar a la paciente en el Hospital Zonal, por imperio de la Ley Nacional de Salud Mental.

Al mismo tiempo, las autoridades del PAMI local se contactaron sus sus pares de Bahía Blanca para proceder a derivar a la mujer al instituto del que se escapó o bien a otro similar ya que la hija de Adriana habría comunicado que no dispone de recursos económicos para afrontar gastos.

Fuente: El Patagónico